Remedios naturales para tratar la retención de líquidos.

 

1.QUE ES LA RETENCIÓN DE LÍQUIDOS?

La retención de líquidos, nombre popular del edema es una acumulación de líquido intersticial en los tejidos (que es el líquido acuoso en el que están las células y que contiene nutrientes, hormonas, sales minerales… y substancias de desecho de las células. A través del líquido intersticial, que se filtra desde los capilares a la célula le llegan los nutrientes y se van los residuos). Por una razón u otra, este líquido no se evacua bien y se acumula. Se puede quedar en los tejidos, pero también puede ser que llegue a las venas y que estas no puedan llevar esa sangre sucia hacia el corazón (edema venoso, responsable de varices, por ejemplo) por lo que el líquido acaba acumulándose en las venas y las dilata, lo que empeora la situación, hasta que se desborda y se queda en el tejido, entre las células, con la consiguiente hinchazón y acumulación de toxinas y materiales de desecho.

El edema se da con más frecuencia en piernas y pies, aunque también en manos, brazos, cara o abdomen. Hay otros tipos de edema, pero nosotros nos centraremos en la retención de líquidos más usual.

 

 

2. LOS SÍNTOMAS DE QUE TIENES RETENCIÓN DE LÍQUIDOS


* Sensación de pesadez, extremidades, tobillos y manos hinchadas.
* Sensación de que la ropa o joyas te van muy ajustadas.
* Notas que tienes menos flexibilidad en las articulaciones de brazos y piernas
* Tienes la piel brillante y tensa. Si aprietas con el dedo, queda hendidura (ojo, esto no pasa si el edema es grave).
* Has aumentado rápidamente de peso
* Tienes menos orina. Puede ser que vayas las mismas veces al lavabo, pero tengas menos cantidad de pis.

3. CAUSAS DE LA RETENCIÓN DE LÍQUIDOS


Hay dos tipos de causa, puede ser de origen patológico o no. Es importante conocer el origen porque los tratamientos cambian y, además, las de origen patológico implican otros órganos, por lo que el tratamiento debe ir por allí también y además si lo dejamos estar puede empeorarse y podemos tener dolor o incluso úlceras venosas. Nosotros nos vamos a centrar en las causas no patológicas, en los otros casos SIEMPRE hay que consultar a los profesionales de la medicina.


Causas no patológicas: Es lo que nos suele pasar a casi todas/os.
> Dilatación de las venas debido a una falta de ejercicio y/o por altas temperaturas (¿no notas que en verano se te hinchan más los dedos?).
>  Postural: Pasar muchas horas de pie o sentada/o, sobre todo si ya tienes algún problema de circulación.
>  Cambios hormonales que se producen en embarazo o durante el ciclo menstrual.
>  Dieta muy salada, falta de vitaminas del grupo B y niveles bajos de proteínas en sangre, debido a una mala alimentación. Las proteínas son muy usadas para construir estructuras, por lo que si hay falta no funcionarán bien.

Causas patológicas:
>  Debido a problemas circulatorios (los leves son bastante comunes).
>  Por insuficiencia cardíaca
>  Enfermedades renales
>  Enfermedades hepáticas
>  Algunos medicamentos: algunos de quimioterapia, los corticoesteroides, medicamentos de restitución hormonal, antiinflamatorios no esteroideos (ibuprofeno, naproxeno) o fármacos para la presión arterial.
>  Cáncer, sobre todo de riñón, hígado o ovario.

Se suele hablar de la obesidad como una causa, pero según la Sociedad Española de Cardiología “no hay relación directa entre la obesidad y la retención de líquidos, pero si es cierto que las personas que tienen kilos de más son más propensas a acumular líquidos”.

4. TRATAMIENTO NATURAL DE LA RETENCIÓN DE LÍQUIDOS (NO PATOLÓGICA).


El tratamiento tiene 3 pilares: alimentación, fitoterapia (plantas) y ejercicio y posturas. Siempre va bien mantener unos hábitos saludables como dormir las horas que tocan y tratar el estrés. Vamos allá, apunta.

4.1. ALIMENTACIÓN


No hace falta hacer ninguna dieta especial ni pasarlo masl, solo seguir 4 pautas concretas.

Lo más importante es reducir el SODIO, usease, la sal, ya que retiene agua.


Por un lado, tenemos la sal que usamos para cocinar, la más abundante, así que empieza por aquí. Si te cuesta quitarla del todo, puedes hacer sal de hierbas, que básicamente es sal mezclada con hierbas aromáticas. Dará sabor y además las aromáticas tiene muchísimo potasio (K), un excelente diurético y estimulante del riñón. Eso sí, no te pongas más cantidad de la que pondrías si fuese solo sal. La cúrcuma y las especias también ayudan a hacer más sabrosos los platos con poca sal.


Por otro lado, tenemos alimentos que son ricos en sodio o que se les pone sal y que deberías evitar, al menos una temporada: quesos curados y semicurados, conservas, ahumados, pescados salados (salazones), embutidos, patés, frutos secos salados (los sin sal sin ningún problema), galletitas y aperitivos. También reduciremos las salsas (mostaza, kétchup, salsa rosa, salsa de soja, mayonesa, etc.), alimentos precocinados o comidas rápidas y todo aquel producto que contenga aditivos o potenciadores del sabor, ya que suelen tener un alto contenido en sodio.


Agrega alimentos ricos en vitaminas B: Parece ser que algunas vitaminas del grupo B ayudan en los casos de retención leve e incluso que su deficiencia puede estar asociada a la aparición de la retención. Un estudio comprobó que la vitamina B6 la retención de líquidos propia del síndrome premenstrual. El germen de trigo, la levadura nutricional, el arroz, el pan integral, la carne, el hígado, los pescados, los huevos, las legumbres, los plátanos y la coliflor son ricos en B6 (piridoxina). Por otro lado, la B5 (ácido pantoténico), el calcio y la vitamina D ayudan a excretar el exceso de líquidos.

Bebe agua, pero no te pases. Hay una creencia de que para la retención de líquidos hay que beber mucha agua para depurar. Pues no es así. Debes beber, obviamente, unos 2 litros de agua al dia, pero beberte 4 no sólo no ayudará, sino que puede ser contraproducente:  Al beber mucha agua hacemos trabajar continuamente al riñón, ese forzamiento es malo. Y además, con la orina no sólo se va el agua sino también electrolitos*. La pérdida de electrolitos puede causar deshidratación. Ya sabes, todo en su justa mesura.


(*) Los electrolitos son minerales en el cuerpo que tienen una carga eléctrica. Se encuentran en la sangre, la orina, tejidos y otros líquidos del cuerpo. Ayudan entre otras coses a equilibrar la cantidad de agua en su cuerpo, però tienen otras funciones muy, muy, muy importantes. Los electrolitos son imprescindibles para la supervivencia de las células.

 

4.2. POSTURAS Y EJERCICIO.


Ya hemos visto que estar muchas horas en la misma postura, ya sea sentada o de pie, aumenta la retención de líquidos, ya que a las venas les es más difícil hacer la función de retorno de sangre. Por lo tanto, intentaremos ir variando la postura, aunque sea unos minutos.


> Evita pasar mucho tiempo se pie o con las piernas cruzadas, sobre todo en lugares cerrados y calurosos, de manera que la sangre pueda circular correctamente.  Si tienes propensión a retener líquidos, es recomendable sentarte con las piernas en alto, para evitar así una acumulación de sangre en las piernas. Si trabajas sentada/o, dedica unos minutos a estar de pie y moverte cada cierto tiempo.


> Pasea. Ya hemos comentado que, al caminar, la contracción de los músculos ayuda a subir la sangre de las venas hacia arriba y activa el bombeo del corazón, por tanto, es MUY RECOMENDABLE caminar  (1 h/dia a ser posible). Hacer treking en montaña va súper bien ya que suele combinar diferentes tipos de terreno, subidas y bajadas… (además de los beneficios psicológicos del contacto con la naturaleza).


>  Los masajes linfáticos van bien para calmar y ayudar a la circulación de la zona. Al hacer el masaje se pueden aplicar aceites con aceites esenciales de plantas que activen la circulación.


> En casos más severos también se recomienda usar medias de compresión o mangas elásticas.

4.3 FITOTERAPIA, LAS PLANTAS AL RESCATE.


Vamos a lo nuestro, que son las infusiones. Un tratamiento de fitoterapia para la retención de líquidos debería combinar: Plantas DIURÉTICAS (para eliminar líquidos por la orina), DEPURATIVAS (la acumulación de líquidos también implica que se acumulan desechos celulares, por lo que debemos eliminar toxinas del cuerpo), CIRCULATORIAS (estimularemos el movimiento de la sangre), sobre todo VENOTÓNICAS (plantas que mejoran la salud de las venas para que puedan hacer su función) y, opcionalmente, podemos añadir plantas REMINERALIZANTES y/o vitamínicas para compensar la pérdida de minerales a través de la orina.


Para ello, usaremos mezclas de plantas para que tengamos todas estas funciones. Normalmente una planta puede servir para una, dos o tres de estas funciones, cosa que facilita la vida, todo sea dicho. Además, con las mezclas de plantas reducimos posibles efectos secundarios y a la vez, reforzamos las cualidades medicinales. En Siente ya tenemos una mezcla hecha, nuestra Diurética-depurativa, pero no es la única opción.


Es muy importante que, si no sabes, no hagas tú las mezclas, que para eso están los fitoterapeutas y herbolarios. También es vital que entiendas que vamos a hacer un tratamiento: es decir, necesitaremos unas dosis cada día (normalmente hablamos de 3 a 4 tazas/día) y lo haremos durante un periodo determinado de tiempo. No es bueno estar tomando un remedio de plantas continuamente. De hecho, en tratamientos largos siempre estaremos tomando infusiones unas semanas (3, aprox.) y descansaremos mínimo una semana antes de volver a tomar las infusiones. Sigue siempre las indicaciones que te dé un/a profesional.


Ojo, te recuerdo que estamos hablando de edema no patológico, es decir, que no es causado por problemas en hígado, riñón o corazón u otras enfermedades y medicamentos. Algunas de estas plantas pueden ir bien para alguno de los tipos patológicos, pero en estos casos ya se suelen tomar medicamentos y si no, siempre hay que consultar antes con tu médico/a.


En casos de edemas patológicos o muy graves también se suelen recetar medicamentos diuréticos. Es MUY importante saber que si ya tomas diuréticos NO tomes infusiones diuréticas. Esta aseveración es válida para cualquier tratamiento: en principio si ya tomamos medicamentos para una cosa no tenemos que sobremedicar con plantas ya que puede tener efectos indeseables, rebote o efectos contrarios. RECUERDA QUE MEDICINA NATURAL NO ES SINÓNIMO DE INOCUA.

Vamos a lo que te interesa, plantas para la retención de líquidos. Ya te hemos dicho que en Siente tenemos una mezcla especial, la diurética-depurativa, que sirve para muchas dolencias del aparto urinario y circulatorio, échale un vistazo aqui. Pero hay más plantas, ya verás que muchas te sonarán:


> Hojas de COLA DE CABALLO (Equisetum arvense):  Una de las más utilizadas. Es diurética, depurativa, remineralizante y además ayuda a mantener sanos y a regenerar ciertos tejidos del cuerpo, entre ellos, las paredes vasculares (los vasos sanguíneos).


> Hojas y raíces de DIENTE DE LEÓN (Taraxacum officinale): Otra de las más usadas. El diente de león es diurético y estimula la función renal, además de ser remineralizante por su alto contenido en minerales, entre ellos el potasio. Puedes hacer infusiones, pero también comerte sus hojas crudas en ensalada (o hacer un pesto).


> Flores de MELILOTO (Melilotus officinalis): Es diurético y un tónico venoso y linfático, por lo que ayudará al buen funcionamiento de estos vasos (venas y linfáticos) siendo una gran planta anti-edema. Además, es antiinflamatorio, por lo que, si hay un poco de dolor, ayudará. Ojo con el meliloto, cómpralo siempre de buena calidad y no lo seques tu en casa ya que una mala conservación de sus flores se traduce en toxicidad y puede causar hemorragias. Además de en planta seca puedes encontrar cremas para hacerte masajes en la zona afectada o cápsulas.


> Barbas o estilos del MAÍZ (Zea mays): Diurético.  MAIZ: barbes o estilos.  Estimula el riñón. Util cuando hay insuficiència renal però consultar antes. Sin pasarse (mejor MEZCLAS).


> Hojas de TE (Camelia sinensis): Nuestra bebida favorita tiene propiedades diuréticas, un buen contenido en magnesio y potasio, que ayudan a eliminar líquidos y muy rico en catequinas, unos antioxidantes muy potentes que ayudan a mantener las paredes de los vasos sanguíneos sanas y mejoran la circulación.  

 

> Hojas de PEREJIL (Petroselinum crispum): diuretico y remineralizante, con alto contenido en potasio. Ya hemos comentado que las hierbas aromáticas tienen mucho, así que puedes hacer jugo (machacar la planta fresca, aunque también se venden hechos) o cocinar con él, recuerda la sal de hierbas.

 

>  Flores de ULMARIA (Filipendula ulmaria): Diurética, además de “lavar” las vias urinarias, por lo que ayuda a prevenir cálculos e infecciones.


>  BREZO y BRECINA (Erica cinerea y Calluna vulgaris): diureticos  y antisépticos de las vías urinarias. Contienen flavonoides, útiles para mantener la salud de las paredes vasculares.


> Bayas de ENEBRO (Juniperus communis): unos de los mejores diuréticos y antisépticos urinarios. Además, van cargadas de antioxidantes y es rico en potasio y otros minerales.


> Hojas de BORRAJA (Borago officinalis): diuréticas y depurativas.


> Hojas de ORTIGA VERDE (Urtica dioica): diurética y remineralizante.


> Semilla o corteza de CASTAÑO DE INDIAS (Aesculus hippocastanum):   Gran venotónico, reduce la permeabilidad de los vasos evitando así el edema, y los refuerza, incluidos los capilares, que suelen romperse. Además de por via interna también se puede usar en forma de crema o pomada para masajear la zona.


> Hoja de HAMMAMELIS (Hammamelis virginiana): Venotónica, antiinflamatoria y antioxidante (contribuye a la buena salud de los vasos sanguíneos).


> Hojas de ABEDUL (Betula sp.): Diurético y analgésico, útil si hay dolor.


> Rabitos de CEREZA (Cerasus sp.): estimulan el riñón y la eliminación de orina.


> ESPÁRRAGOS (Asparagus officinalis): crudos, cocidos, en infusión… son un gran diurético.

 

> AJO (Allium sativum): Antihipertensivo, diuretico. Tomar de 1 a 2 dientes en crudo. 

 

> CEBOLLA (Allium cepa): Cruda o cocida. La cebolla, loas ajos y los espárragos son alimentos a incluir en nuestras comidas si no lo hacíamos.

Y MUCHAS MÁS... La lista podría ser mucho más larga pero con esto es más que suficiente, ¿no crees?


Antes de acabar, nos gustaría recalcar una vez más que las plantas citadas pueden tener contraindicaciones, algunas leves pero otras graves. Si tienes alguna dolencia particular o tomas cualquier tipo de medicamento, o sospechas que puedes estar embarazada,  coméntaselo siempre a tu herbolaria/o para que pueda aconsejarte bien. Y coméntaselo a tu medico/a antes de iniciar cualquier tratamiento fitoterapéutico.

Dicho esto, esperamos que ahora entiendas mejor el edema y que te vayan bien nuestros consejos. Gracias por leernos, tealover ;)

Escribir comentario

Comentarios: 0

ENCUÉNTRANOS

Calle Rogent, 96
08026 Barcelona
934 50 88 58
673 00 49 68
De lunes a sábado de 10:30-14 y 17-20:30

COMPRA ON LINE

www.siente-online.es

 

NOS VEMOS EN LAS REDES!

Contáctanos fácilmente por Whatsapp!


HOLA! ¿QUIERES DECIRNOS ALGO?